El Blog de Quiros

9 Cosas Que Debes Saber Antes de Tu Masaje

29 mayo 2018 | Consejos Opinión

Nada sienta mejor que un masaje profesional. Puede ayudarte a calmar el cuerpo y la mente y  es capaz de mejorar el sistema inmune, la circulación e incluso reducir la ansiedad. De hecho ¡incluso dormirás mejor!.

Pero antes de ir a tu cita de masaje, hay algunas cosas que te gustará saber. Ven bien preparado con estos consejos que te dejamos.

Nuestros Consejos Para Un Masaje Inmejorable

1. Llega a Tiempo a Tu Cita

Tu masajista quiere trabajar contigo durante toda la duración programada.

Pero si llegas 30 minutos tarde es muy posible que tenga que acortar la sesión para para acomodar al próximo cliente.

Es lo más común, la mayoría de los masajistas no podrán atenderte después de la hora programada puesto que probablemente ya estarán enfrascados en la siguiente.

2. ¿Más o Menos Presión? Sin Problema

Tu masajista no tiene problema alguno en aumentar o disminuir la presión de sus maniobras si se lo pides. Tranquilo, no se ofenderá.

De hecho, los masajistas buscan activamente que les digas lo que te gusta y lo que no durante la sesión.

¿De qué otra manera podrán ofrecerte la mejor experiencia posible?

3. No Hace Falta Que Te Perfumes

Aunque tu perfume o aftershave huela a las mil maravillas, puede llegar a resultar un poco abrumador para tu masajista.

Tienes que tener en cuenta que estaréis en la misma sala durante un rato y, puede ser que el propio masajista haya dispuesto esencias y diferentes olores para el transcurso de la sesión.

Tan solo preocúpate de disfrutar.

4. Cuéntale Qué y Dónde te Duele

Si tienes un problema de salud o una lesión, coméntaselo a tu masajista antes de empezar.  Si tus lesiones han mejorado o tu estado de salud ha cambiado respecto de vuestra última sesión, también deberías comentárselo.

Decirle a tu masajista a media sesión que justo el músculo que estáis trabajando en profundidad ha estado lesionado recientemente no es lo más inteligente.

Podrías empeorar una lesión latente y, desde luego, seguro que no es lo que estás buscando.

5. Habla Si Te Apetece. No lo Hagas Si No Quieres

El objetivo de una sesión de masaje es que te relajes.

Es por eso que estás en nuestro centro de masaje, y también es por eso que estás pagando.

Por ello, no debes sentirte obligado a mantener una conversación con tu masajista si realmente no te apetece.

Y si por otro lado quieres hablar porque eso te hace sentir más cómodo, hazlo sin problema.

Los masajistas somos profesionales entrenados para que tu disfrute sea máximo y eso significa saber adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes.

6. Bebe Agua Después de Tu Sesión

Es particularmente importante que te hidrates correctamente después de tu sesión.

Al igual que un entrenamiento, los músculos necesitan reponer líquidos después de un masaje. Tienes que reponer todo ese agua bebiendo más.

Además cuando tus músculos están tienen un nudo, se constriñe la circulación en esas áreas. Eso inhibe la capacidad del cuerpo para eliminar desechos de forma correcta. Beber agua ayuda a que los riñones eliminen esos desechos redundantes correctamente.

7. Date Una Ducha Antes de Venir

Si quieres que tu masaje sea inmejorable, tómate una ducha caliente antes de venir a la sesión.

Venir ya relajado después de una ducha, además de las obvias ventajas higiénicas, también contribuye a que los músculos lleguen a la sesión más relajados y con menos tensión.

Y no nos vamos a a engañar, sentirse limpio mejora el humor de cualquiera.

8. Si Quieres Entrenar, Mejor Antes de Tu Masaje, No Después

Masaje o entrenamiento, ¿qué viene primero? Definitivamente mejor que entrenes antes de tu masaje.

Los músculos entrenados y ejercitados estarán cansados ​​y se beneficiarán al máximo con un masaje.

Sin embargo, ejercitarse inmediatamente después de un masaje no es una buena idea, ya que es probable que estreses y tenses esos músculos que ya tenías relajados.

Además, correrás el riesgo de estar demasiado cansado y podrías lesionarte.

Mejor deja que tu cuerpo se recupere después de un masaje.

9. Evita Comer Antes de Tus Masajes

Seguramente ya intuyas que no es una gran idea, pero disfrutar de una gran comida antes de una sesión de masaje garantiza una digestión pesada en el peor momento posible.

Y eso sin mencionar que puede hacerte sentir hinchado e incómodo.

Lo mejor que puedes hacer es comer algo ligero unas dos horas antes para que tu digestión sea liviana.

Estar lleno durante tu masaje te garantizamos que arruinará una experiencia que debería ser relajante.

¡Quiero Saber Más!

El Masaje Profesional, se está convirtiendo cada día más en una de las profesiones más demandadas.

En Escuela Quiros somos especialistas formados en diversas áreas y ofrecemos una gran cantidad de cursos y tratamientos para que puedas aprender cualquier tipo de masaje y otras terapias alternativas complementarias.

Ya sea con toda la comodidad de un curso online o en las clases tutorizadas y presenciales en nuestra escuela de Vinaròs.

¡Conviértete en Masajista y descubre esta profesión!

WhatsAppéanos