El Blog de Quiros

Portada Reflexologia Podal Dormir

Cómo la Reflexología de Pies Puede Ayudarte a Dormir

2 febrero 2021 | Técnicas de Masaje

La reflexología es la práctica terapéutica que consiste en aplicar presión en varios puntos de los pies, las manos, la cara y las orejas.

La reflexología podal es especialmente popular porque sólo en los pies hay casi 15.000 nervios, lo que los hace especialmente sensibles al tacto (de ahí que los masajes de pies sean tan agradables).

Como los Pies y la Reflexología Conecta con tu Sueño

Masaje Reflexologia Podal Escuela Quiros Blog 3

Se cree que ciertas partes de los pies -también conocidas como puntos reflejos- se corresponden con otras zonas del cuerpo.

Al estimularlos con la reflexología, también estamos enviando una señal a esos órganos y glándulas internos.

Aunque los mecanismos científicos que intervienen en este proceso no están del todo claros, podrían tener que ver con el sistema nervioso periférico, que conecta nuestro sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) con el resto del cuerpo y actúa como una especie de autopista biológica que envía señales entre nuestras extremidades y el cerebro.

Los reflexólogos se basan en mapas que trazan los puntos reflejos y sus correspondientes órganos y glándulas en el cuerpo.

En muchos sentidos, estos mapas tienen miles de años de antigüedad: Hay pruebas que sugieren que las primeras formas de reflexología se practicaban ya en el año 2330 a.C.

Hoy en día, la práctica es más popular en los campos de la medicina oriental, como la MTC y el Ayurveda.

El Mapa de Reflexología Podal

Masaje Reflexologia Podal Escuela Quiros Blog

Estos son algunos de los puntos más importantes de un mapa de reflexología podal:

  • La cresta debajo de los dedos del pie en la parte superior de la bola del pie, que corresponde al hombro o al escote.
  • La bola del pie, que refleja el pecho.
  • El arco del pie, que refleja los órganos digestivos,
  • El talón y los tobillos, que contienen los reflejos del sistema reproductor.

Aunque es necesario investigar más sobre la reflexología, los estudios preliminares muestran que puede ayudar a reducir la presión arterial sistólica y promover una circulación saludable.

Esta práctica segura y relajante puede ser una herramienta complementaria a otras estrategias de gestión del estrés.

Qué Puedes Esperar Durante una Sesión de Reflexología

Una sesión de reflexología puede durar una hora o más.

Es probable que el profesional te pregunte qué tipo de dolores, molestias o problemas tienes antes de empezar el tratamiento. A partir de ahí, la sesión de reflexología podal será similar a un masaje de pies, pero más específico.

El terapeuta utilizará el pulgar y los dedos o una pequeña bola de masaje para aplicar presión en determinadas zonas del pie.

Para recrear la experiencia en casa, puedes regalarte a tí mismo -o a un amigo o pareja- una mini sesión.

  1. Para empezar, siéntate en una posición cómoda en una habitación tranquila.
  2. Con una loción ligera y absorbente sin grasa, masajea los pies con movimientos de compresión, caricias, amasados y escurridos.
  3. A continuación, cruza el pie sobre la rodilla y sujeta el tobillo con firmeza.
  4. Coloca el pulgar de la otra mano en la planta de ese pie.
  5. Empezando por el talón, aplica una presión constante y uniforme con el borde exterior o la bola del pulgar (manteniendo el pulgar ligeramente doblado en la articulación) utilizando un movimiento hacia adelante, como el de una oruga, llamado “caminar con el pulgar”.

Puedes utilizar la tabla de reflexología que aparece a continuación para decidir qué puntos presionar con el pulgar a continuación.

Mapa de puntos reflejos pies

Una Rutina de Reflexología Podal que Favorece el Sueño Profundo

Al ser una práctica tan relajante, la reflexología puede ser un gran complemento para cualquier ritual a la hora de dormir.

Consulta la tabla de reflexología podal mientras realizas esta rutina de reflexología de 15 minutos que corresponde a partes del cuerpo importantes para el sueño.

1. Relaja los pies. Considera la posibilidad de presionar y apretar, dar ligeras palmadas o amasar suavemente, lo que te haga sentir bien. Termine presionando y manteniendo el pulgar en el punto del plexo solar de cada pie durante 5 a 10 segundos cada uno.

2. En la parte inferior de cada pie, “camina” con el pulgar hacia arriba desde la base del talón hasta cada dedo (de nuevo, imagina que tu pulgar es una oruga subiendo por el pie), y luego presiona estos puntos reflejos con el borde exterior del pulgar o la punta del dedo índice:

  • Cabeza/cerebro (parte superior de cada dedo) promueve la claridad y el pensamiento positivo
  • La hipófisis o “glándula maestra” (centro del dedo gordo) estimula/equilibra las secreciones hormonales de todas las demás glándulas
  • La glándula pineal (parte exterior del dedo gordo) segrega melatonina, que controla nuestro ritmo circadiano/ciclo del sueño
  • La tiroides (base del dedo gordo) equilibra el metabolismo
  • Cuello/hombros (cresta de los dedos del pie) libera la tensión
  • Pecho/pulmones (punta del pie) calma la respiración
  • Plexo solar/diafragma (bajo la bola del pie en el centro) fomenta la relajación profunda y la tranquilidad

Si tienes otras zonas particulares del cuerpo que están estresadas, puedes presionar la zona o punto reflejo correspondiente.

3. Aplica de nuevo las técnicas de relajación y termina con otra presión del pulgar en el punto del plexo solar de ambos pies.

4. Termina pasándo ligeramente las yemas de los dedos por la parte superior, inferior y lateral de cada pie con un movimiento de pluma, sin apenas tocar la piel. Repítelo varias veces. Es muy relajante para los nervios.

Aprende Reflexología Podal con Escuela Quiros

En Escuela Quiros somos especialistas titulados en diversas disciplinas de masaje y las terapias naturales.

¿Te gustaría aprender cómo funciona la reflexología podal?

¿Te interesaría convertirte en masajista?

¿Te gusta ayudar a las personas y ganar dinero haciéndolo?

Pues échale un vistazo a nuestros cómodos Cursos Online y planifica tu propio ritmo de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

×