El Blog de Quiros

⚠️⚠️Cómo Tratar una LESIÓN 😖: CRICERI y EEE

2 noviembre 2018 | Genéricos

¡Muy buenas! 

Apostamos a que te costaría encontrar a alguien que, en algún momento de su vida no se haya enfrentado a los dolores que causa una lesión aguda: un pequeño esguince, una torcedura de muñeca o un golpe en alguna articulación, por ejemplo. ¿Te has preguntado alguna vez qué pasos hay que seguir cuando esto te ocurre, o qué es lo que verdaderamente debes recomendar a tus clientes cuando les sucede a ellos?

Hemos preparado una guía para que resuelvas todas tus dudas acerca del protocolo a aplicar en la fase aguda de una lesión. Es decir, cuando no viene hace tiempo sino que es puntual. En este vídeo te explicamos qué hacer en las primeras 24-72 horas a través de unas indicaciones para que la molestia disminuya lo más rápido posible.

MUY IMPORTANTE: no olvides que esto son recomendaciones generales, pero siempre, por seguridad, debes acudir a tu ambulatorio para que un médico valore tu lesión de manera particular.

 

 

Recuerda que lo primero que debes hacer cuando sientes una molestia al hacer algo es cesar la actividad y, si el dolor te lo permite, estirar. En caso de que el dolor vaya a más o vuelvas a notarlo una vez en reposo, es el momento de aplicar el Protocolo CRICERI. ¿De qué se compone?

  1. CRIOTERAPIA : Aplicación de frío extremo sobre la zona dolorida.
  2. COMPRESIÓN: Para personas sin formación en vendaje, son mejor las vendas en tubo. En caso contrario sí recomendamos el vendaje funcional o neuromuscular.
  3. ELEVACIÓN: En caso de que la lesión se encuentre en las extremidades, siempre hay que elevarla por encima del nivel del corazón.
  4. REPOSO: Activo o pasivo según la valoración de la lesión en concreto.
  5. INMOVILIZACIÓN: Vendaje para impedir un movimiento concreto y quitar carga de trabajo a la zona

 

Cuando el edema casi ya no está y el dolor no existe pero quizás resista alguna molestia, entramos en la fase 2, EEE:

 

Se trata de la EVALUACIÓN de cada caso concreto para proceder a la elección de ESTIRAMIENTOS y EJERCICIOS (isométricos, excéntricos, activos, pasivos, con mayor o menor resistencia…) para, sobre todo, eliminar la posibilidad de recaer de nuevo. 

 

Así que, ya ves, no hay secreo en tratar una lesión, es tan fácil como seguir estos pasos y el éxito de tu tratamiento estará asegurado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×