El Blog de Quiros

Experimento Masaje Ventosas Escuela Quiros

¿Cuánto Tiempo Tengo que Dejar Puestas las Ventosas?

Hoy os vamos a contar una experiencia que hemos realizado para que veáis cómo son las marcas que dejan las ventosas.

Para ello, hemos usado ventosas de silicona, concretamente este pack:

Las hemos elegido por la comodidad de aplicarlas, ya que sólo hay que presionar en los laterales para crear el vacío dentro de la ventosa que hará que, al colocarlas contra la piel y dejar de presionar los laterales, la piel sea absorbida por la ventosa.

Al ser un material blando y, en el caso de este modelo de ventosas, ser los bordes muy redondeados, el dolor que se percibe es menor, de modo que también son más cómodas para los clientes que vayan a recibir este tratamiento.

¿Por Qué Dejamos las Ventosas Quietas en Una Zona? ¿Cuál es su Efecto?

La teoría nos dice que al absorber la piel dentro de la ventosa estamos inmovilizando el flujo sanguíneo que recorre los tejidos.

Al hacer esto, sucede que parte del contenido de la sangre sale de los capilares sanguíneos y acaba en los tejidos circundantes.

Pero esta es una circunstancia no deseada por el cuerpo, que entonces se dedicará a eliminar estos elementos del tejido.

Este fenómeno, llamado extravasación, resulta ser un estímulo para el cuerpo, ya que estamos provocando una respuesta por su parte.

Los hematomas o marcas que provocamos en el tejido constituyen una fuerte irritación e inflamación de esa zona, inflamación que el cuerpo va a solucionar.

¿Cómo lo hace? Activando los mecanismos autosanadores que tiene el cuerpo.

El cuerpo detecta que la sangre que se ha extravasado en un agente extraño, así que tiene que eliminarlo.

Y para hacer esto, los mecanismos reparadores tienen que romper los elementos sanguíneos, lo cual hace que en la zona afectada aumente la respuesta inmune (incremento de anticuerpos), aumento de la circulación local (vasodilatación), lo cual afecta al sistema sanguíneo así como al sistema linfático, mejorando así tanto la nutrición como la eliminación de sustancias de desecho que haya en el tejido.

¿Dónde Colocamos las Ventosas?

Aunque en esta experiencia hemos colocado las ventosas en localizaciones al azar, puesto que sólo queríamos ver cómo aparecía el hematoma y su evolución en las siguientes horas, en el contexto de un tratamiento con ventosas se eligen las zonas afectadas dependiendo de la técnica aplicada:

  • si estamos realizando un tratamiento siguiendo la Medicina Tradicional China, aplicaremos las ventosas en aquellos puntos de acupuntura que habremos determinado tras someter al cliente a un diagnóstico exhaustivo.
  • si estamos realizando un tratamiento puramente físico, como por ejemplo para mejorar el estado muscular, aplicaremos las ventosas a lo largo del músculo o en zonas contracturadas.
  • si estamos aplicando un tratamiento reflejo, en el que a través de los dermatomas corporales tratamos órganos o sistemas corporales internos. Por ejemplo, si queremos tratar unas piedras en los riñones podemos poner las ventosas en el dermatoma o sección de la superficie corporal que depende de la misma raíz nerviosa de la que depende al riñón.

¿Cuánto Tiempo Hay que Mantener las Ventosas Colocadas sobre la Piel?

Diferentes autores coinciden en que el tiempo es de 10 a 15 minutos, como mucho 20 minutos.

Diseño de la Experiencia ⚗️

En esta experiencia vamos a colocar 4 ventosas en 4 posiciones diferentes, dejando cada una de ellas diferente tiempo para ver cómo son los hematomas que formarán cada una de ellas.

Lo que haremos será poner una ventosa, a los 5 minutos poner otra,  así hasta poner 4 ventosas, de modo que, cuando acabemos el tratamiento, la primera ventosa llevará colocada 20 minutos, la segunda 15 minutos, la tercera 10 minutos y la cuarta sólo 5 minutos.

Aplicaremos las ventosas en los dos muslos en las mismas posiciones. Las posiciones estarán lo suficientemente alejadas las unas de las otras como para que la aplicación de una ventosa no afecte a las otras ventosas.

En la siguiente imagen se ve cómo las hemos aplicado, comenzando por las de 20 minutos, que hemos colocado más cerca de la rodilla, y acabando en las de 5 minutos, que hemos aplicado en la parte superior del muslo.

Con el fin de que la presión sea la misma en todas las posiciones hemos elegido este tipo de ventosas, ya que simplemente apretaremos hasta el máximo las paredes de la ventosa. De este modo sabremos que la presión aplicada en cada ventosa es exactamente la misma.

Compararemos mediante imágenes las marcas dejadas por las ventosas inmediatamente tras la aplicación de las mismas, 5 horas después, 48 horas después y 72 horas después.

En cuanto a la aplicación del masaje con ventosas para intentar reducir la intensidad de las marcas, aplicaremos este tratamiento no en todas las marcas sino que seleccionaremos unas para poder compararlas con una marca del mismo tiempo de aplicación.

Para intentar eliminar la variabilidad debida al aplicar las ventosas en un muslo y otro, no vamos a aplicar el masaje en las 4 marcas de un muslo, sino que las iremos alternando. Así, aplicaremos el masaje con ventosas, en el muslo derecho, en las marcas de 15 y 5 minutos, y en el muslo derecho en las marcas de 20 y 10 minutos.

El masaje lo aplicaremos cogiendo menos tejido que el que hemos absorbido antes, y trazaremos unas líneas imaginarias que cubran el hematoma y la zona que los rodea inmediatamente, describiendo un asterisco de 4 brazos, es decir, trazaremos una línea horizontal, una vertical y las dos diagonales.

El aceite que hemos usado es un aceite de almendras con romero, lavanda e hinojo, y es el que usamos normalmente para realizar los tratamientos. Los componentes del aceite no son especialmente drenantes, así que creemos que no afecta al resultado final.

¿Pueden las Ventosas Hacer que no Aparezcan Moretones?

Además de ver los resultados de aplicar las ventosas diferentes márgenes de tiempo, vamos a ver si podemos usar las ventosas, aplicándolas en la modalidad de masaje, para conseguir reducir los hematomas.

Aplicaremos este masaje de forma alterna en cada una de las piernas.

Resultados del Experimento

En la siguiente imagen os presentamos una vista general de las ventosas aplicadas y su evolución a las 5, 48 y 72 horas:

Las ventosas las empezamos a aplicar de arriba a abajo, así que las marcas que veis en la parte superior son las que estuvieron aplicadas 20 minutos, las segundas empezando por arriba 15 minutos, las terceras 10 minutos y las de la parte inferior 5 minutos.

 

 

Para ver la evolución más al detalle hemos preparado los siguientes esquemas donde veis el resultado en el muslo derecho:

Y en el muslo izquierdo:

Como podéis ver en las imágenes de los dos muslos, y a pesar del aspecto que tienen los hematomas justo después de haber quitado las ventosas, a las pocas horas la intensidad de los mismos ha bajado muchísimo, a pesar del aspecto que tenían al principio que, seamos sinceros, da un poco de miedo.

A las 48 horas tras la aplicación vemos que incluso muchas han desaparecido totalmente. En el muslo derecho sólo permanecen las marcas de las ventosas de 20 y 15 minutos, y en el muslo izquierdo sólo es visible tras 48 horas la marca de los 20 minutos.

A las 72 horas, 3 días después de la aplicación de las ventosas, en el muslo derecho sólo permanece la marca de los 20 minutos, y en el muslo izquierdo han desaparecido todas.

En cuanto a la aplicación del masaje con ventosas para ver su efecto en la reducción de los hematomas, lo cierto es que no se observan diferencias significativas entre los hematomas que tratamos y los que no, de modo que han tenido una evolución similar.

Sí que observamos que, por ejemplo en el caso de las ventosas aplicadas 20 minutos, la marca del muslo izquierdo ha desaparecido a los 3 días (72 horas), mientras que en el muslo derecho, donde no aplicamos masaje sobre esta misma marca, el hematoma permanece.

Sin embargo si miramos la marca de los 15 minutos en el muslo derecho, vemos que desaparecen aún la vemos a las 48 horas aún habiéndola tratado, mientras que la del muslo izquierdo, que no tratamos, ya había desaparecido casi totalmente a las 48 horas.

Conclusiones del Experimento con Ventosas

Si hablamos de cuánto tiempo es necesario dejar las ventosas para que dejen marca, tendremos que decir que depende mucho de la zona porque, como podéis ver en las imágenes que comparan los hematomas, incluso a las 48 horas vemos aún la marca de las ventosas de 5 minutos en el caso del muslo izquierdo.

No obstante, podríamos decir que para que nuestros clientes ya no vean las marcas a las 48 horas sería más seguro dejarlas sólo 15 minutos.

Una conclusión importante es que la reducción del hematoma es muy rápida las primeras horas, mientras que después el proceso se ralentiza, ya que hay mucha diferencia a las 5 horas de haber aplicado el tratamiento, pero esta diferencia es menor cuando vemos la marca a las 48 o a las 72 horas.

Según esta experiencia, en los tratamientos que hagamos sería importante comentar a nuestros clientes por un lado que aunque justo al acabar el tratamiento vean hematomas muy marcados, desaparecerán rápidamente dejando sólo unas tenues marcas circulares, y que estas marcas serán casi imperceptibles ya a las 48 horas, y que casi habrán desaparecido a las 72 horas.

En cuanto al uso de las ventosas para evitar la aparición del hematoma o que su duración sea menor, y en contra de lo que esperábamos, no han sido muy útiles, y vemos que han funcionado en algunos hematomas pero no lo han hecho en absoluto en otros.

Futuras Experiencias

Podría ser interesante realizar esta misma experiencia y usar diferentes métodos de vaciaje para intentar reducir la visibilidad de las marcas, como el masaje manual, la aplicación linfática del vendaje neuromuscular o el masaje con cañas de bambú, por ver si realmente el masaje con ventosas no es eficaz o si es la naturaleza del hematoma la que limita la aceleración de su drenado.

Esta experiencia se podría mejorar optimizando la toma de fotografías, realizándolas a la misma hora en el mismo lugar con la misma cámara, la misma luz, etc., y también sería interesante analizar las imágenes con un software para así poder cuantificar la intensidad de la marca.

Resultaría valiosa para obtener más datos repetir la experiencia en personas diferentes, zonas diferentes, etc., por ver si los resultados varían (cosa que sería totalmente esperable).

También sería interesante realizar experiencias con otro tipo de ventosas que permitan absorber mayor cantidad de tejido, como las ventosas con bomba de succión o con mecanismo rotatorio, cosa que, ya que durante el proceso la clienta sintió incomodidad, podría resultar doloroso, pero… ¡intentaremos hacerlo en pos de la ciencia!

Esperamos Vuestros Comentarios

En Quiros queremos daros información útil y valiosa que os sirva en vuestro día a día como terapeutas, así que os agradecemos enormemente cualquier comentario que se os ocurra.

Podéis hacérnoslos llegar ala dirección de correo: [email protected]

¡Te Enseñamos Cómo Hacerlo!

En Escuela Quiros somos especialistas titulados en diversas disciplinas de masaje y quiromasaje, además de en otros numerosos campos de la salud.

¿Te gustaría aprender como trabajar el masaje con ventosas y aplicar esta milenaria terapia?

Pues échale un vistazo a nuestros cómodos Cursos Online y planifica tu ritmo de estudio, o comprueba cuando son las próximas convocatorias de nuestros Cursos Presenciales en nuestra escuela de Vinaròs.

Centro de preferencias de privacidad

×