El Blog de Quiros

recuperar lesiones con ejercicios excentricos

👋 !Fuera Lesiones! 👋 El ejercicio excéntrico como método terapéutico 💪💪

20 octubre 2019 | Genéricos

¡Muy buenas!

En este vídeo vamos a explicar con un ejemplo cómo aplicar el ejercicio excéntrico como tratamiento para las lesiones musculares o tendinosas. 

Como siempre, debo decir antes de continuar que estas consideraciones generales no son aplicables en todos los casos, y que siempre recomendamos que la lesión sea valorada por un profesional que diagnostique nuestra lesión concreta. Durante la recuperación tras realizar ejercicio, con la aparición de las agujetas, o bien los dolores recurrentes causados por la repetición de un movimiento concreto, ya sea a causa de la especialización de un ejercicio en un deporte o en el desempeño de nuestro trabajo diario (una cadena de montaje, todo el día con el ratón del ordenador, con un azadón o cualquier otro ejemplo), se ven afectadas las estructuras musculotendinosas. Entre las cosas que podemos hacer, el trabajo pasivo que realiza el terapeuta: masoterapia, masajes profundos, técnicas de liberación miofascial, etc., son una parte fundamental, pero no el único factor a tener en cuenta y, en mi opinión, complementario con determinados ejercicios específicos que debemos realizar entre sesiones terapéuticas, para dar el estímulo mecánico adecuado a la cadena muscular, de manera que se recupere de manera más rápida y además, se recupere de manera completa, sin posteriores molestias, y evitando lesiones recurrentes, que para mí es fundamental. Por lo tanto, como recomendación general salvo diagnóstico médico en contra, podemos recomendar el ejercicio excéntrico específico como vía eficiente y fundamental para mejorar, aliviar y recuperarnos de inflamaciones tendinosas, lesiones musculares o, simplemente, molestias y ligeros dolores miofasciales.

Mientras en las contracciones concéntricas los puntos de origen e inserción del músculo se acercan, las contracciones excéntricas son aquellas en las que los extremos de las fibras musculares se alejan, venciendo la carga o la tensión de manera sostenida. Son el tipo de contracciones que suelen hacer nuestros músculos cuando bajamos una cuesta, por ejemplo. 

El ejercicio excéntrico nos sirve tanto para prevenir lesiones como para tratarlas en su rehabilitación y es un complemento perfecto para el trabajo terapéutico. Es muy bueno para hacer entre las sesiones de masajes cuando hay lesiones, para que así podamos ayudar a la recuperación completa del músculo y de forma más rápida. 

 

 

  Observa:

  1. La contracción excéntrica se realiza durante la fase negativa del movimiento. Hay que realizar dicha fase lentamente, durante 5 segundos. 
  2. Es importante extender bien brazo, antebrazo y muñeca para asegurarnos de estirar bien todos los tejidos 
  3. Recogemos el peso con la mano contraria para evitar realizar de manera activa la fase concéntrica.
  4. Volvemos a la posición inicial para repetir de nuevo el ejercicio.
  5. Durante todo el movimiento, apoyaremos la parte posterior del brazo en un banco, una mesa o una barra para favorecer la extensión completa de la cadena que pretendemos enfatizar.
  6. Como recomendación general, haremos ejercicios para reforzar y estimular la musculatura antagonista. Así mejoraremos y reforzaremos la estabilidad general. En el caso del ejemplo concreto, trabajaríamos específicamente la musculatura de extensión.

 

Durante las últimas décadas se han realizado muchos estudios alrededor de los beneficios de los ejercicios excéntricos y ha ido ganando cada vez más popularidad tanto en entrenamientos como en la prevención de lesiones o posterior tratamiento de las mismas por los siguientes motivos:

  • Aumenta la fuerza muscular
  • Mejora la flexibilidad
  • Suponen un bajo coste energético y menor consumo de oxígeno, ideal en las primeras fases de la rehabilitación
  • Aumenta el rendimiento
  • Agiliza la recuperación de lesiones y disminuye las recaídas

 

IMPORTANTE: 

Cada lesión es diferente, por tanto recordad siempre hacer un diagnóstico previo y recomendarlo solo cuando no hay indicaciones médicas en contra. 

Estos ejercicios son exigentes desde el punto de vista muscular. Producen lesiones en las miofibrillas y agreden al tejido conjuntivo, por tanto se ha de indicar muy bien en qué punto del entrenamiento o la rehabilitación deben hacerse. Asegúrate de que el cliente entiende y realiza bien el movimiento. 

Por último, como recomendación general, haremos ejercicios para reforzar y estimular la musculatura antagonista, consiguiendo así, mejorar y reforzar la estabilidad general. En el caso del ejemplo concreto, trabajaríamos específicamente la musculatura de extensión.

Y tú, ¿recomiendas estos ejercicios a tus clientes? ¿Los pones en práctica tú mismo/a? ¿Qué opinas sobre sus resultados? ¡Cuéntanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×