El Blog de Quiros

Nuestro Secreto Mejor Guardado: Cómo Vencer a la Gravedad

3 abril 2018 | Consejos Ofertas

Cuando el astronauta Norishige Kanai estaba acabando su estancia en la Estación Espacial Internacional, declaró que estaba preocupado por si sería capaz de caber en el asiento de la nave que lo devolvería a la Tierra, ya que estos asientos tienen un límite de estatura. Y es que, es sólo tres semanas, este astronauta había crecido ¡2 centímetros!

¿A qué se debe este aumento de estatura?

A la falta de gravedad.

¿No has oído eso de que somos más altos por la mañana que por la noche? ¡Es cierto!

La Aplastante Fuerza de la Gravedad en Nuestro Crecimiento

Durante todo el día, durante todos los días de nuestra vida, estamos sometidos a una fuerza que nos “aplasta contra el suelo”, la fuerza de la gravedad.

¿No has notado que familiares mayores que tú ahora son más bajitos? Se debe a lo mismo.

Todos los días la gravedad tira de nosotros hacia el suelo, y nuestro cuerpo además debe soportar el peso de toda la columna de aire que flota sobre nuestras cabezas.

Pero, ¿qué es lo que en realidad se aplasta haciendo que cada día seamos un poco más bajitos?

La estructura de nuestro cuerpo que se aplasta se encuentra en las articulaciones. Dentro de muchas articulaciones tenemos unos trozos de cartílago, un material que podéis imaginar como una esponja o como un cojín. ¿Verdad que ni tu colchón ni los asientos del sofá están tan mullidos hoy que como el día que lo compraste? Pues lo mismo les ocurre a nuestros cartílagos.

Todos los días estas almohadillas tienen que soportar la fuerza de la gravedad y la de nuestro peso, de modo que día a día son un poco más finos.

En casos extremos, como sucede con los cartílagos que encontramos en la columna, entre los cuerpos vertebrales de las vértebras, estos cartílagos se hacen tan finos que llega a pasar que dos vértebras contiguas llegan a tocarse, incluso llegando a fusionarse.

También puede ocurrir que el cartílago se rompa y un trozo pequeño se salga del sitio, fenómeno que conocemos como protusión si este trozo que se ha salido no aplasta nada, o hernia discal cuando aplasta la médula espinal o al menos una raíz espinal o nervio espinal (con las patologías que de ello se derivan y que pueden necesitar incluso pasar por quirófano).

Otro factor que favorece el que estas esponjas estén más aplastadas es la tensión de nuestros músculos.

Pongamos el ejemplo de los músculos de la espalda: tenemos muchos músculos que están unidos a vértebras de la espalda y a otras estructuras (omóplatos, costillas, etc.). Si estos músculos que se unen a una o más vértebras están tensos, tirarán de las vértebras, haciendo que el espacio entre ellas se reduzca.

Una razón más para mantener nuestros músculos elásticos y relajados, y lo mejor para ellos es el ejercicio físico variado y, por supuesto, el masaje.

Y, como hemos comentado, nuestro cuerpo tiene que soportar su propio peso, así que un exceso de peso no sólo es perjudicial para nuestro sistema cardiovascular, sino que acabará dañando nuestras articulaciones.

Imagina dos sillas, las dos del mismo material, por ejemplo madera, y con la misma estructuras, dos sillas exactamente iguales. Imagina ahora que colocamos en el asiento de una de ellas un bloque de hormigón que pesa 100kg, y en la otra un bloque de hormigón que pesa 50 kg.

¿Qué crees que ocurrirá? Obviamente, una de las dos sillas se romperá antes.

Cuando tenemos exceso de peso nuestras articulaciones, nuestros huesos, ligamentos, etc., tienen que hacer frente a una carga mayor, a tensiones mayores, de modo que se desgastarán antes que los de otra persona que pese menos (siempre, por supuesto, dentro de límites saludables).

De nuevo, otra razón más tanto para hacer ejercicio como para mantener una dieta saludable.

La Solución: Las Tablas de Inversión

Y si la gravedad nos aplasta contra el suelo, para contrarrestarlo podemos hacer algo muy sencillo: colgarnos boca abajo.

¿Cómo lo podemos hacer? Ayudándonos de unas espalderas, con las llamadas botas antigravedad o, y lo que es más seguro y más sencillo, con una tabla de inversión.

Con este aparato podemos colgarnos boca abajo de forma segura, dándole cada vez más inclinación conforme nos vayamos acostumbrando a ello, siendo capaces con el tiempo de colocarnos en la vertical.

De esta manera compensamos en el efecto de la gravedad y de nuestro peso, descomprimiento nuestras articulaciones, cosa especialmente recomendable para nuestras rodillas y nuestra columna.

Es una forma sencilla de prevenir hernias discales y lesiones en los meniscos, ya que estaremos dando espacio a estas articulaciones que estamos presionando constantemente.

Así conseguiremos ser ancianitos y ancianitas con nuestra altura actual.

¿Lo has probado alguna vez?

¿Qué beneficios le encuentras?

Fuentes Bibliográficas y + info

Consulta los siguientes artículos si te interesa el tema:

  • ACA Journal of CHiropractic, Volume 18-2-12, February 1984

 

Este artículo incluye la imagen que veis en la parte superior: en la primera tenemos una columna normal, cuando el cliente está es supino, la segunda imagen corresponde a una columna aplanada, cuando colocamos al cliente en la posición que aparece a la derecha, y en la parte inferior observamos cómo ha ocurrido una distensión, se ha ampliado el espacio en la articulación y se han descomprimido las estructuras articulares al colocar al cliente en una posición de descompresión en un ángulo de aproximadamente 30º.

  • Kemal Güevenol, Çigdem Tüzün, Özlen Peker & Yigit Göktay (2009) A comparison of inverted spinal traction and conventional traction in the treatment of lumbar disc herniations, Physiotherapy Theory and Practice, 16:3, 151-160, DOI: 10.1080/095939800750036079. 

En este interesante artículo comparan los resultados de la tracción espinal y de la tracción más convencional para el tratamiento de hernias lumbares, contrastando los resultados por tomografía computerizada.

  • K.S. Manjunath Prasad, Barbara A. Gregson, Gerard Hargreaves, Tiernan Byrnes, Philip Winburn & A. David Mendelow (2012) Inversion therapy in patients with pure single level lumbar discogenic disease: a pilot randomized trial, Disability and Rehabilitation, 34:17, 1473-1480, DOI: 10.3109/09638288.2011.647231

Este grupo de investigadores estudian si la terapia de inversión es realmente efectiva en pacientes con enfermedad discogénica lumbar en espera de operación quirúrgica. A un grupo lo sometieron a tratamientos fisioterápicos, y a otro a tratamientos fisioterápicos más tracción con un despositivo de inversión durante un periodo de 6 semanas. Para testar los resultados usaron varios métodos como el cuestionariode Roland Morris, el Índice de discapacidad de Owestry, resonancia magnética y otros. Se consideraba que el tratamiento había tenido éxito cuando se conseguía evitar la operación quirúrgica. Esto ocurrió en 10 pacientes del grupo sometido a terapia de inversión (el 76.9% de los pacientes del grupo), pero sólo en 2 pacientes del grupo control, que era el no sometido a inversión sino simplemente a tratamientos fisioterapéuticos (22.2%).

  • Hidayet Sarı, Ülkü Akarırmak, Ilhan Karacan & Haluk Akman (2009) Computed tomographic evaluation of lumbar spinal structures during traction, Physiotherapy Theory and Practice, 21:1, 3-11, DOI: 10.1080/09593980590911507

En esta investigación se testó otra forma de realizar tracción vertebral, la tracción horizontal motorizada. Probaron los efectos de esta técnica en estructuras anatomicas espinales, como son las areas herniadas, el área del canal espinal, las anchuras de los discos intervertebrales, el diámetro del foramen neural, y el diámetro del musculo psoas. Lo hicieron mediante medidas cuantitativas en 32 pacientes con hernias lumbares en diferentes niveles. Tras el tratamiento de tracción se observó una disminucion del psoas (5.7%), del área de la protusión discal (24.5%), aumentaron tanto el canal espinal (21.6%) como en foramen neural (26.7%), y aunque el espesor en la parte anterior de los discos intervertebrales no cambió, si lo hizo su parte posterior, expandiéndose significativamente. La conclusión del estudio es que se redujo el tamaño de la hernia, se aumentó el espacio en el canal espinal, se amplió el foramen neural y decreció el diámetro del psoas.

  • Allison R. Gagne & Scott M. Hasson (2010) Lumbar extension exercises in conjunction with mechanical traction for the management of a patient with a lumbar herniated disc, Physiotherapy Theory and Practice, 26:4,256-266, DOI: 10.3109/09593980903051495

En este caso se quiere estudiar el efecto de la tracción mecánica y de ejercicios de extensión lumbar en un paciente con un disco lumbar herniado entre L5 y S1. Este paciente fue sometido a 14 visitas. Los resultados fueron evaluados mediante diferentes escales de dolor, así como mediante el Índice de discapacidad de Owestry. Los resultados fueron que el paciente no padeció más dolor en la zona lumbar baja y mejoró en términos de falta de movilidad por el dolor y movilidad funcional.

  • Ulf Larsson, Ulla Chöler, Anders Lidström, Gertrud Lind, Alf Nachemson, Bo Nilsson & Jan Roslund (2009) Auto-Traction for Treatment of Lumbago-Sciatica: A Multicentre Controlled Investigation, Acta Orthopaedica Scandinavica,51:1-6, 791-798, DOI: 10.3109/17453678008990875

En este estudio sobre 82 pacientes se testeó el método de autotracción para el tratamiento de la lumbociatica. Los pacientes fueron incluidos aleatoriamente en dos grupos: uno fue sometido a tratamiento con autotracción durante como mucho 3 sesiones semanas de una hora cada una, y el otro grupo incluía pacientes a los cuales se les recomendó descanso o se le puso un corsé. Se examino a los pacientes tras 1 y 3 semanas, y tras 3 meses por correo. Los resultados fueron que la autotracción mejoró de forma rápida el dolor, mucho más que el descanso y la colocación de un corsé. Esta diferencia estadísticamente significativa había descendido a las 3 semanas, pero seguía siendo significativa.

  • Yang Qing-yuan, Wu Bo-yu, Ding Hong-tao. The Observation on Lumber Disc Herniation of 586 Patients Treated with In-stantaneous Traction Plus Hydraulic Pressure Separating. Clinical Journal of Medical officers. 2003-05. enlace

Este grupo de investigadores estudiaron el efecto de la tracción y de la separación hidráulica en 586 pacientes con hernia lumbar, encontrando que en 418 la recuperación fue total, parcial en 106 y en el resto se apreciaron mejoras.

  • Klatz RM, Goldman RM, Tarr RS, Pinchuk BG. Gravity inversion therapy. Western Journal of Medicine. 1983;139(4):538-540.

Este estudio examina los efectos en la presión arterial, en el pulso, en la presión intraocular y en la presión arterial retinal en posición de inversión. Los investigadores, que estuvieron en contacto con la NASA para la realización de esta investigación, midieron estas variables en posición de sentado y de inversión en diferentes tiempos de tratamiento. Encontraron cambios significativos sobretodo en la presión arterial, lo cual puede resultar peligroso, dicen, para algunos pacientes que se sometan a inversiones de 90º o más durante periodos de tiempo prolongados, sobretodo en casos de pacientes que padezcan glaucoma, hipertensión, estenosis carotídea, hernia de hiato, inestabilidad espinal, personas en tratamiento con anticoagulantes, personas mayores de 55 años, personas con historial familiar de enfermedades cardivasculares, o personas con insuficiencia cardíaca congestiva descompensada. Y, advierte, ya que existe más de un millón de personas (¡¡en 1983!!) usando estos dispositivos, se debería advertir a la población de los peligros que esta terapia puede conllevar. En la siguiente imagen se muestran las variaciones en cuanto a presión arterial sistólica retinal (1er grupo), presión arterial diastólica retinal (2º grupo) y presión intraocular (3er grupo), comparando en cada uno de los grupos la posición de sentado (barra A), el efecto en personas sometidas a ejercicio que aumentara su frecuencia cardíaca hasta más de 160 (barra B) y en posición de inversion (barra C).

Y, para no aburriros con más y más artículos sobre el tema, os dejo uno par que también son interesantes para que los consultéis:

  • Chen Zhi-bing,Ren Pu-yang,Hu Wan-hua,Li Li,Guo Qun1,Geng Jia,Zhang Zuo-ming. Effect of inverted traction on the length of normal lumbar spine. Clinical Journal of Medical officers. 2011-03. enlace
  • ZHENG Guangxin. Effects of health education and inversion traction on neck disability index in workers of video display terminal. Clinical Journal of Medical officers. 2011-03. enlace

WhatsAppéanos