El Blog de Quiros

El Vendaje Neuromuscular: Funcionamiento, Técnica y Aplicaciones

28 agosto 2017 | Opinión Técnicas de Masaje

Esas cintas de colores que llevan los deportistas que vemos en la tele… ¿qué son? ¿Sólo las pueden llevar deportistas? ¿Para qué sirven? ¿Realmente funcionan? ¿Ejercen los diferentes colores diferentes efectos?

Esas cintas de formas tan aparentemente caprichosas y llamativas son una técnica de vendaje que, aunque con más de 30 años de andadura, es ahora cuando está en claro auge. De hecho, más que ser una moda pasajera, estas técnicas han llegado a conformar una herramienta indispensable para el trabajo en cabina, tal es su poder como soporte a nuestros tratamientos.

¿Que es el Vendaje Neuromuscular?

Es una técnica de tratamiento diseñada para facilitar el proceso normal de autocuración del cuerpo, al mismo tiempo que da apoyo y estabilidad a los músculos y articulaciones, sin restringir su movilidad.

Además, permite prolongar los efectos de las terapias manuales, siendo usado para tratar un gran conjunto de problemas a nivel ortopédico, neuromuscular y neurológico, entre otros.

Su origen se le atribuye al Dr. Kenzo Kase, kinesiólogo, que llamó a su método Kinesio Taping. Otra escuela es a la que pertenece por ejemplo Josya Sijmonsma, que con su libro estableció las bases de su método TNM o Taping Neuro Muscular.

Otros nombres que recibe esta técnica son Medical Taping Concept, o Vendaje Neuromuscular (VNM). El porqué de tantos nombres es que cada autor ha registrado el nombre de su técnica, de manera que este nombre no se puede usar por otros autores.

Las diferencias entre los diferentes autores son pocas y se limitan a diferentes clasificaciones de las técnicas de vendaje o a diferentes aplicaciones para un mismo problema.

Pero veamos primero qué tipos de vendaje existen y qué diferencias guardan con el que a partir de ahora llamaremos Vendaje Neuromuscular o VNM.

Tipos de Vendaje Neuromuscular

  • Vendaje Convencional o Clásico: realizado con vendas de crepé (no adhesivas) o con vendas inelásticas adhesivas o no adhesivas. Inmoviliza completamente la articulación afectada.
  • Vendaje Funcional: aplicado con vendas inelásticas adhesivas o no adhesivas. Produce una inmovilización selectiva del segmento lesionado con el objetivo de conseguir una recuperación más rápida. Vendaje mucho más ligero que el convencional o clásico.
  • Vendaje Neuromuscular: aplicado con vendas especiales, sólo elásticas en sentido longitudinal. Busca preservar tanto el movimiento como la actividad muscular.

El Vendaje Convencional o Clásico

Los vendajes funcional y el convencional buscan restringir en diferente medida el movimiento y el trabajo de un elemento anatómico lesionado. Así, se reduce el trabajo en los músculos y articulaciones. Además, estos vendajes se pueden aplicar con poca o mucha presión, en cuyo caso puede llegar a obstruir la circulación de los fluidos corporales de la zona.

Cuando tenemos una lesión, no podemos realizar el patrón de movimiento que tenemos dañado sin sentir dolor. Conforme avanza el tratamiento, el arco de movimiento que podemos realizar sin sentir dolor es mayor. Este hecho de poder realizar más movimientos ayuda a la recuperación del tejido.

Pero si lo que nos han aplicado es un vendaje convencional o clásico, este patrón de movimiento que va siendo cada vez mayor no se promueve, ya que la zona permanece inmovilizada, de modo que no existe la posibilidad de que se cure biomecánicamente, es decir, gracias al movimiento natural del cuerpo.

El Vendaje Funcional

En el caso del vendaje funcional, se busca inmovilizar el patrón de movimiento que provoca dolor, mientras que al resto de movimientos se les da vía libre.

Este es el motivo por el cual en los últimos años se apoya más el uso del vendaje funcional que del vendaje convencional, ya que sí que permite una curación en movimiento: al no estar la zona lesionada completamente inmovilizada existe cierto movimiento que promueve la circulación y el mantenimiento de la tensión del resto de músculos de la zona, que no se ven resentidos por la falta de movilidad.

El Vendaje Neuromuscular

Por su parte, el vendaje neuromuscular nunca restringe el movimiento, tan solo, si lo deseamos, podemos hacer que al cliente le cueste más o menor llevar a cabo el movimiento.

De este modo, la libertad de movimiento es total, y la autocuración de la lesión está promovida. Además, como ya explicaremos, el que no limite en absoluto la circulación linfática y sanguínea ayuda más si cabe a esta autocuración.

Pero el utilizar una técnica de vendaje no significa que vayamos a desechar el resto, ya que unos vendajes no sustituyen a los otros, sino que se emplean en diferentes situaciones con fines diferentes, e incluso pueden ser necesarios para cubrir las diferentes etapas de una misma lesión.

Cada técnica de vendaje se ha de realizar de diferente modo y, ya que cada una se usa con fines y por motivos diferentes, y podríamos incluso decir que cada una debería ser aplicada por profesionales diferentes.

Pero una gran diferencia entre las técnicas de vendaje es la venda en sí, ya que cada técnica se realiza con diferentes vendas. De este modo, no podemos utilizar cualquier venda, sino la que sea necesaria para cada técnica.

¿Y qué beneficios tienes el vendaje neuromuscular como herramienta para nuestro trabajo en cabina?

Beneficios del Vendaje Neuromuscular

Kinesiotape Escuela Quiros

La clave del éxito del vendaje neuromuscular en la mayoría de las técnicas de aplicación es que la venda levanta la piel.

¿Sólo con levantar la piel puede realizar todas sus funciones?

¡Efectivamente!

Cuando en un tejido hay un exceso de líquidos retenidos, o existe una lesión, como por ejemplo una contractura, el espacio en el seno del tejido se ve reducido, y nada funciona como debería.

Por ejemplo, la circulación sanguínea y linfática se ven entorpecidas porque los vasos están, literalmente, aplastados. Y ya que los sistemas sanguíneos y linfáticos son los responsables de proveer al tejido de los materiales de reparación necesarios, el primero, y de retirar los desechos y las células del tejido dañadas, el segundo, ni una cosa ni otra se pueden llevar a cabo con normalidad, lo cual hace que la recuperación del tejido sea más lenta, ya que ni le llegan los nutrientes necesarios ni nadie retira las sustancias tóxicas.

Además, los receptores responsables de enviar al cerebro las señales de dolor, llamados nociceptores, están recibiendo una mayor estimulación debido al aumento de presión, que hace que estos resceptores se estén estimulando más frecuentemente, de manera que la zona duela más.

Y aquí entra en juego el kinesiotape: al elevar la piel descomprime o quita presión del tejido en cuestión, de manera que todos los elementos que antes no podían funcionar al 100% sí lo hagan ahora: el líquido y los metabolitos tóxicos retenidos se eliminan, la circulación sanguínea, y por lo tanto el aporte de agua, oxígeno y nutrientes a las células, se normaliza, y la menor presión hace que los nociceptores disminuyan su frecuencia de disparo, de modo que, por decirlo fácilmente, “no nos duele tanto”.

Otros Beneficios del Vendaje Neuromuscular

Prolongación del Tratamiento Realizado en Cabina

El hecho de que un vendaje bien aplicado es el que no notamos que la llevamos puesto, hace que podamos llevar la venda pegada a la piel de 3 a 5 días, durante los cuales sigue ejerciendo su función durante las 24 horas del día. Esto aumenta mucho los beneficios de la terapia manual, ya que es como si continuáramos con el tratamiento.

Imaginad que, por ejemplo, venís a que os hagamos un drenaje linfático en el contexto de un tratamiento anticelulítico. Si tras el drenaje linfático os colocamos unas tiras de vendaje neuromuscular, la evacuación linfática seguirá siendo elevada hasta que, 5 días después, os quitéis la cinta. Es decir, mantenemos el tratamiento 24 horas al día, mientras realizáis vuestros quehaceres cotidianos, sin que notéis que la lleváis puesta, ¡hasta 5 días!

Y lo mismo ocurre con un masaje terapéutico en, por ejemplo, el tratamiento de una zona contracturada. Si, tras realizar el masaje, aplicamos kinesiotape, seguiremos trabajando sobre el músculo, ayudando a relajarlo las 24 horas del día, durante, como máximo, 5 días.

Reeducación Postural

Ya que este vendaje es cómodo de llevar y que no impide movimientos, es perfecto para llevar a cabo correcciones posturales.

Por ejemplo, nos puede ayudar a llevar la espalda recta, pero sin que nos obligue a hacerlo. Lo que hace es “sugerirnos” que una postura deseada es más cómoda para nosotros. Es decir, podremos seguir llevando la espalda en una posición incorrecta, pero estaremos más cómodos en la posición adecuada.

De esta manera, empezamos a trabajar músculos que antes no trabajaban lo suficiente como para llevar a nuestro cuerpo a la posición corporal correcta, y desaparecerán las tensiones en esos otros músculos que estábamos obligando a trabajar aún cuando no debían hacerlo.

Combinación con otras Técnicas de Tratamiento

Esta técnica de vendaje, aún con la venda colocada,  es completamente combinable con otras como masoterapia, vacuumterapia, masaje con cañas de bambú, presoterapia, electroestimulación, y un largo etcétera.

Características del Vendaje Neuromuscular

Sin duda, la protagonista de esta técnica, que sin ella no sería nada, es la venda. Se la puede llamar kinesiotape, kinesiotex, curetape… y la podemos encontrar en diferentes colores (ahora incluso están fabricando estampados).

IMPORTANTE: aunque en ocasiones podemos utilizar un mismo tipo de venda para hacer un vendaje clásico o uno funcional, en el caso de la técnica de vendaje neuromuscular ES IMPRESCINDIBLE UTILIZAR ÚNICAMENTE VENDAJE NEUROMUSCULAR (o kinesiotape, o kinesiotex, o curetape, o el nombre que se le quiera dar).

Las tiras específicas para la aplicación del vendaje neuromuscular son especiales por varios factores:

  • es elástico, lo cual permite variar su grado de tensión, de forma que podremos variar también sus aplicaciones
  • su elasticidad longitudinal llega a ser hasta del 175%, lo cual impide que los músculos se sobre estiren o se acorten demasiado al aplicar el vendaje. Este estiramiento sólo se puede realizar en sentido longitudinal, ya que en sentido transversal la venda es inelástica.
  • una vez separada del papel protector, su grosor, elasticidad y peso es parecida a la de la piel humana.
  • es permeable, así que permite la transpiración, y ello sin que se despegue.
  • la superficie que se adhiere a la piel no es lisa, sino que presenta ondulaciones en forma de S, lo cual promueve la formación de circunvoluciones o arrugas al aplicar los vendajes sobre la piel. Estas arrugas son las que garantizan una despresurización de la zona.
  • suave
  • hipoalergénico
  • no lleva látex
  • durabilidad: 3-5 días
  • ¡IMPORTANTE!: ausencia de medicamentos. En ocasiones son tan notorias las mejoras al aplicar el vendaje neuromuscular que muchos clientes piensan que la venda está impregnada con algún tipo de medicamento. Este pensamiento se ve favorecido por el hecho de que en algunas farmacias, sino ya en casi todas, se vendan este tipo de vendajes.
  • resistente al agua: esto hace que no haya problemas para, por ejemplo, ducharse.
  • cuando está pegado al papel, el vendaje mantiene una elasticidad del 10% de manera que, cuando lo despeguemos de éste, se quedará sin tensión
  • el calor del cuerpo mantiene pegada la venda, lo cual aumenta el tiempo de fijación si lo comparamos con otros sistemas de vendaje
  • perfectamente compatible con otros sistemas de vendaje y con otras terapias manuales o mecánicas
  • disponible en varios colores, todos ellos con las mismas propiedades físicas y químicas. La elección entre un color u otro no depende más que de la predilección por un color determinado. Hay quien cree en que los diferentes colores producen diferentes eficacias según dónde los apliquemos (Cromoterapia).

Diferentes Colores de Kinesiotape

En cuanto a los diferentes colores, los autores de los libros de vendaje describen diferentes tests kinesiológicos para descubrir cuál es el color que debemos aplicar a cada cliente, además de que nos hacen varias recomendaciones, que pueden variar dependiendo de qué autor estemos consultando. Pero, en las que están de acuerdo son, por ejemplo, que el color azul claro se debe utilizar para las técnicas linfática o de liberación de espacios, y que los colores como el negro, rojo o rosa son más apropiados para las aplicaciones musculares.

En nuestro caso, no hemos observado diferentes eficacias aplicando diferentes colores de venda. Y, aunque no creemos en la cromoterapia, sí pensamos que un color de venda que sea del agrado del cliente va a favorecer a la mejora del estado del cliente, simplemente porque va a estar más cómodo con el vendaje.

Es por esto por lo que damos al cliente a elegir entre diferentes colores, ya que para nosotros es totalmente lo mismo aplicar uno u otro color.

Contraindicaciones y Reacciones Adversas a la Aplicación del Vendaje

No debemos aplicar vendaje neuromuscular, en general, en estos casos:

  • cicatrices: estas estructuras presentan movilidad y elasticidad reducidas, alterando el efecto del vendaje. Se tratan específicamente con la técnica de ampliación de espacios, y en el caso de otras técnicas de vendaje intentaríamos no pegar las cintas sobre ellas. Si fuera imposible evitarlas, pegaríamos antes un pequeño apósito sobre ellas.
  • heridas: no aplicarlo sobre heridas abiertas, ya que el vendaje no es estéril ni antiséptico (ni está libre de microorganismos ni evita su aparición).
  • trombosis: el vendaje neuromuscular produce estimulación de la circulación, por lo cual se corre el peligro de desplazar un trombo existente.
  • traumatismos severos: para traumatismos severos este no es el tipo de vendaje que es conveniente aplicar. Además, en este caso, debemos derivar al cliente a su ambulatorio.
  • edemas por problemas cardíacos o linfáticos: no aplicaremos el vendaje para no provocar un aumento de la circulación
  • carcinomas o metástasis: no debemos aumentar la circulación.
  • irritaciones: si provoca irritación en la piel del cliente por cualquier causa, se deberá retirar y evaluar la situación.
  • diabetes: no es una contraindicación absoluta, pero la aplicación del vendaje o de técnicas de masaje puede alterar la necesidad de insulina.

Aunque el vendaje que utilizamos es hipoalergénico, pueden aparecer erupciones cutáneas, inflamación de la zona o picores. Debemos advertir al cliente de que, si presenta picores intensos o cualquier otra reacción, se tiene que retirar el vendaje inmediatamente y avisarnos.

En caso de erupciones más graves o, en cualquier caso, si existe alguna duda o preocupación al respecto, lo mejor que podemos recomendar es que el cliente acuda a su centro de salud.

Lo cierto es que la piel está hecha para no llevar nada encima (¡ni ropa!), así que aplicaciones prolongadas de estos o de otros vendajes pueden crear reacciones adversas en la misma, que normalmente no suelen pasar de un grado leve.

Es muy difícil empeorar el estado de una lesión con la aplicación del vendaje neuromuscular, y lo único que suele pasar es que el cliente no note mejoría. En este caso, variaríamos la orientación de nuestro tratamiento y buscaríamos otras alternativas, ya sea cambiando la forma de aplicación, la técnica dentro del vendaje neuromuscular, o recurrir a otras terapias. Un empeoramiento de una lesión o un problema concreto sólo indica una cosa: un mal profesional.

Así, siempre hemos de recomendar lo que puede que sea lo más importante de todo: ponerse en manos de un buen profesional que sea de nuestra confianza por tener la formación adecuada.

Preparación Para la Aplicación del Vendaje

  • Preparación de la piel para el vendaje, con el fin de que la adherencia de la venda sea óptima:
    • rasurada
    • seca, sin lociones ni aceites
    • sin grasa
    • a poder ser, exfoliada para que no haya capas de células epidérmicas muertas que hacen que el vendaje se pegue peor o no aguante tanto tiempo pegado
  • Preparación del vendaje:
    • en su caso, elección del color
    • redondear los extremos, para evitar que la cinta se despegue tan fácilmente
    • medir la longitud a cortar de la venda con el músculo en tensión, más unos pocos centímetros en cada extremo (mejor que sobre que falte)
    • tocar lo mínimo la parte adhesiva
    • se debe intentar pegar adecuadamente la cinta en el primer intento, ya que si lo intentamos despegar y volver a pegar corremos el riesgo de que pierda sus características (elasticidad, adhesión).
  • Recomendaciones para el cliente:
    • Una vez aplicado el vendaje, hay que esperar 20-30 minutos antes de ducharse o de hacer una actividad física intensa, ya que necesita un tiempo para ejercer su máximo efecto.
    • A la hora de retirar el vendaje, recomendaremos a nuestro cliente que lo haga en la ducha, ya que con la venda bien mojada se retira mejor. Si lo tenemos que hacer nosotros en consulta, lo haremos a favor del nacimiento del vello. Podemos humedecer la venda con una esponja para retirarla mejor.

Recomendaciones para la Aplicación del Vendaje

  • El vendaje se ha de colocar siempre sobre la piel estirada, ya sea porque la estamos estirando directamente o porque hacemos que el cliente adopte una postura determinada.
  • Los anclajes siempre se adhieren sin tensión, independientemente de la técnica utilizada.
  • Nada más colocar la venda hemos de frotarla para activar el adhesivo mediante el calor que estamos generando, y garantizar así una mayor durabilidad del vendaje.
  • Podemos aplicar spray adherente para aumentar la adherencia, aunque no es recomendable, pues altera la elasticidad natural de la piel.
  • No dar excesiva tensión a la venda en caso de clientes con alteraciones en la sensibilidad de la piel, para evitar rozaduras o irritaciones de la piel.
  • Cuantas menos tiras apliquemos, mejor.

Formas de Aplicación del Vendaje

Vendaje Neuromuscular Escuela Quiros

Dependiendo de la técnica de vendaje neuromuscular utilizada, de la zona del cuerpo, etc., utilizaremos diferentes formas de aplicación, que no son más que diferentes formas que puede adoptar la venda. Aunque en el mercado existen vendas ya precortadas, su precio es bastante más caro que el de las cintas continuas.

Además, a partir de una sola cinta, es decir, de la forma en I, podemos obtener, con un poco de maña y de paciencia, todas las formas que queramos:

Estas formas se llaman: en I, en Y, en V, en X, pulpos, mallas, donuts, I con cortes linfáticos, etc.

En algunas técnicas, como por ejemplo en la técnica linfática, sólo se utilizada una forma, que es el pulpo, mientras que en otras, como la técnica de aumento de espacios, se utilizan varias, incluido también el pulpo. De este modo, si vemos un pulpo no quiere decir que sea una técnica en concreto. Por ejemplo, tanto en las técnicas muscular, de ligamento, de tendón, de aumento de espacios, y en la segmental, se utiliza la forma de I.

La Tensión de la Venda

Una muy importante cuestión a la hora de colocar el vendaje neuromuscular es la tensión que aplicamos a la venda, es decir, si estiramos la venda más o menos.

La venda tiene una tensión del 0% al 75%, y dependiendo de la técnica de aplicación que utilicemos, esto es, del objetivo del vendaje, la aplicaremos con más o menos estiramiento.

Es importante controlar la medida del estiramiento, ya que con un estiramiento erróneo el efecto que obtengamos puede ser nulo.

Cómo Pegar la Venda

Una vez escogida la técnica, la forma, la tensión, e incluso el color de la venda, hemos de saber cómo pegarla.

Dependiendo de la técnica de vendaje, hemos de pegar la venda de diferentes modos: pegando un extremo primero, pegando primero el centro y luego los extremos, o incluso primero pegando los extremos y dejando el centro para lo último.

Si pegamos la venda de la manera errónea, el resultado será no satisfactorio, ya que el vendaje neuromuscular tiene la propiedad de que siempre se retrae hacia las bases, es decir, hacia lo primero que pegamos. Así, dependiendo de hacia dónde queramos focalizar la retracción, es decir, la elevación del tejido, deberemos pegar la venda de una u otra manera.

Técnicas de Aplicación del Vendaje

Dependiendo del objetivo a conseguir, hemos de elegir una técnica y otra, e incluso, combinar varias técnicas para lograr la máxima eficacia para el problema que queramos atender.

  1. TÉCNICA MUSCULAR: se usa para o relajar (aplicación distal a proximal) o para tonificar (aplicación proximal a distal) la musculatura. En esta técnica es muy importante no aplicar las vendas sobre cicatrices. La tensión o retracción del tape va en sentido del anclaje que colocamos primero. Puede tener dos funciones:
  • tonificante: aumenta el tono; aplicación de origen a inserción
  • relajante: desciendo el tono; aplicación de inserción a origen

Con la técnica muscular conseguimos:

  • tracción de la capa superficial de la piel
  • deslizamiento de las capas dérmicas
  • activación de receptores locales
  • aferencia propio-exteroceptiva
  • transmisión de estímulos a la fascia superficial y profunda
  • deslizamiento hacia la base
  • acortamiento-elongación muscular
  1. TÉCNICA DE AUMENTO DE ESPACIOS: una descompresión local en las zonas que presentan dolor. Se usa para puntos dolorosos, puntos gatillo, bursitis, hernias, protusiones discales, etc. Esta técnica se utiliza también para tratar cicatrices.

Al elevar la piel, disminuye la presión y la irritación de los nociceptores, mejorando la circulación sanguínea local y aumentando la eliminación de sustancias irritantes.

Es la técnica que utilizamos para quitar el dolor de la zona que sea de forma rápida.

  1. TÉCNICA LINFÁTICA:estimula la eliminación de líquidos. Se utiliza la técnica en abanico, también llamada en pulpo. Se puede utilizar para eliminar líquidos, eliminar hematomas, etc.
  1. TÉCNICA DEL LIGAMENTO: se usa para mejorar la funcionalidad de un ligamento que se ha lesionado (esguinces). Permite la recuperación del ligamento lesionado sin limitar la movilidad de la articulación y evita las adherencias. Es como si sustituyéramos el ligamento por la venda, dejando que al ligamento tiempo para que se cure solo.
  2. TÉCNICA DEL TENDÓN: se utiliza en caso de tendinitis. Relaja de forma intensa los tendones de los músculos, que son de un tejido más duro y con más tensión que el tejido muscular.
  3. CORRECCIÓN ARTICULAR /MECÁNICA o FUNCIONAL: para dar apoyo a la articulación. Mejora la congruencia de las carillas articulares, logrando una alineación articular mejor, haciendo el eje de movimiento más funcional y manteniendo su rango de movimiento. Con esta técnica buscamos cambiar ligeramente la posición de los huesos. Aplicamos esta técnica por ejemplo en caso de pronaciones o supinaciones de pie, para corregir unos hombros que rotan hacia delante, para corregir curvaturas de la columna, etc. No corregimos las posturas erróneas impidiendo que el cliente las realice, sino que provocamos una incomodidad en estas posturas que hacen que el cliente, inconscientemente, adopte la postura correcta.
  4. TÉCNICA FASCIAL:actúa sobre las restricciones fasciales, adherencias, cicatrices, etc., reduciendo el efecto de las mismas. Se denomina también técnica “jiggling”. Elimina las adherencias de las fascias y crea más espacios.
  5. TÉCNICA SEGMENTAL: cada segmento espinal, es decir, cada raíz nerviosa, inerva una serie de estructuras corporales, que se dividen, según su naturaleza, en cuatro grupos:
  6. DERMATOMA: área de la piel
  7. MIOTOMA: conjunto de músculos
  8. VISCEROTOMA: vísceras, órganos, glándulas
  9. ESCLEROTOMA: cápsulas articulares, articulaciones, ligamentos, tejido conjuntivo, huesos

Desde la médula, y a través de la raíz nerviosa, las “órdenes” del cerebro llegan a las diferentes estructuras del cuerpo. Esta relación es de ida y de vuelta, ya que todos los órganos, músculos, vasos sanguíneos, etc., envían información de su estado al cerebro. Por ejemplo, cuando queremos contraer un músculo, el cerebro envía información para provocar este movimiento y, mientras este se produce, el cerebro va recibiendo información del estado de contracción del músculo, de la posición de las articulaciones, etc.

La técnica segmental dice que, ya que la información es de ida y vuelta, nosotros podemos, al aplicar las vendas sobre un determinado dermatoma, afectar al esclerotoma, viscerotoma y miotoma que se encuentran inervados por la misma raíz nerviosa.

Pasos Para La Aplicación del Vendaje Muscular

Nos despedimos con un diagrama que hemos hecho para dejar claros los pasos a seguir en el tratamiento con vendaje Neuromuscular.

Slide1 Vendaje Neuromuscular Escuela QuirosSlide 2 Vendaje Neuromuscular Escuela Quiros

Esperamos que este artículos os haya gustado, y quizás incluso aclarado alguna duda que tuviérais sobre el tema.

Esperamos también que os animéis a practicar esta increíble técnica de tratamiento.

¡Gracias!

Bibliografía

Medical Taping Concept, Josya Sijmonsma y G.J. Olthoff

Clinical Therapeutic Applications of the Kinesio Taping Method, Kenzo Kase

Kinesio Taping for Lymphoedema and Chronic Swelling, Kenzo Kase

Kinesiotaping in Pediatrics: Fundamentals and Whole Body Taping, Kenzo Kase

K Taping: An Illustrated Guide – Basics – Techniques – Indications, Birgit Kumbrink

Kinesiology taping – teoría y práctica, Txema Aguirre

http://www.kinesiotaping.com/

“Vendajes Neuromusculares” Calvo Galiana, María Isabel; Mena Sánchez, Francisco Javier http://www.menapodologo.es/

“El vendaje neuromuscular” Francisco Selva, Fisioterapeuta col 0191. Revista Col·legi Oficial de Fisioterapeutes de la Comunitat Valenciana, Marzo 2008, Vol IV nº1

“The Clinical Efficacy Of Kinesio Tape For Shoulder Pain A Randomized Double Blinded Clinical Trial” Mark D. Thelen, James A. Dauber, Paul D. Stoneman. Journal of Orthopaedic and Sports Physical Therapy, volume 38, number 7, July 2008

“Vendaje neuromuscular en Fisioterapia y Traumatología” Manuel Fernández Sánchez ( UAL), Alejandro Luque Suárez (UMA)

“Vendajes Neuromusculares, Curso Básico”, E.U. Enfermería y Fisioterapia, Universidad de Toledo, XVI Edición 29 y 30 de mayo de 2009, José Manuel Fernández, www.uclm.es/profesorado/jmfernandez

“Vendajes Neuromusculares, Curso Básico Oficial, Universidad de Castilla la Mancha. Febrero 2009. José Manuel Fernández, www.uclm.es/profesorado/jmfernandez

Curso Oficial KinesioTaping K1-2-3 en Pediatría. Organizador: Centro de Rehabilitación y Estimulación Formato Integral. Valencia, 17 y 18 de Diciembre de 2011.

Chinesio tape : PER L’INTEGRAZIONE POSTURALE?  Dott. Lo Re, Chinesiologo

“THE EFFECTS OF KINESIOTM TAPING ON PROPRIOCEPTION AT THE ANKLE” Travis Halseth, John W. McChesney, Mark DeBeliso, Ross Vaughn and Jeff Lien. Journal of Sports Science and Medicine (2004) 3, 1-7. http://www.jssm.orgey, Mark DeBeliso, Ross Vaughn and Jeff Lien. Journal of Sports Science and Medicine (2004) 3, 1-7. http://www.jssm.org