El Blog de Quiros

☝ Vendaje Neuromuscular (KINESIOTAPE) para tener la ESPALDA RECTA ☝

2 junio 2018 | Genéricos Vídeo

¡Que levante la mano quien no haya sufrido dolores de espalda! Si es tu caso, tienes una suerte inmensa, porque la mayoría de personas lo padecen en algún momento, y últimamente cada vez más. ¿Por qué? La mala postura. 

La columna vertebral tiene una curvatura natural que si no nos cuidamos de mantener, con el paso de los años, termina por darnos dolores y problemas. A veces estas molestias se deben a alguna enfermedad o problema físico, por supuesto, pero normalmente surge como consecuencia de adoptar de manera inconsciente malas posiciones a la hora de trabajar (ya sea un trabajo físico o estático), realizar poco ejercicio físico y sí, también la postura que adoptamos al pasar horas frente al teléfono móvil. 

 

Estas malas costumbres que abrazamos de forma inconsciente acaban debilitando la musculatura, creando contracturas, dolores de cuello, de espalda, de hombros, o de cabeza.  Quizás no lo sabías, pero con el vendaje neuromuscular puedes ayudar a otra persona, o a ti mismo/a a mantener la espalda recta. ¿Quieres verlo? ¡Dale al play!

 

 

IMPORTANTE: Ten en cuenta que es un tratamiento largo, que requiere paciencia y en el que lo más importante es ir de menos a más. Al principio aplicaremos poca tensión en la venda, e iremos aumentando el grado de estiramiento conforme vayan pasando las semanas que podemos necesitar hasta que la espalda vaya erguida. 

 

Piensa que si empiezas con un estiramiento alto el cliente puede no aguantar la tensión en la venda, estar demasiado incómodo y acabar quitándosela. No queremos eso.

 

CÓMO SE HACE:

  1. Recorta dos vendas en forma de L, con los bordes redondeados, de 15 a 25 cm de longitud, dependiendo del estiramiento que vayas a aplicar y de lo grande que sea tu cliente.
  2. Indícale que se coloque con la espalda recta y los hombros hacia atrás.
  3. Pega una base sin tensión en la parte anterior de uno de los hombros, más o menos sobre la zona donde se encuentra el coracoides. Sujeta la base para que cuando estires el resto de la venda, se mantenga en su lugar inicial.
  4. Aplica el resto de la venda tirando hacia atrás y un poco hacia el centro de la espalda. La venda tiene que quedar ligeramente inclinada hacia la columna.
  5. Repite en el otro hombro.

 

¿CÓMO FUNCIONA? 

Lo que hace este vendaje es provocar incomodidad al adoptar una postura que no es la correcta. Al no estar agusto, el cliente pondrá la espalda en la posición que sí le es cómoda con la venda, o sea con la espalda recta. Es decir, será él mismo/a quien corregirá su  espalda encorvada de forma inconsciente.

 

Poco a poco, obligaremos a que los músculos que tendrían que estar con la tensión suficiente para poner la espalda recta lo hagan, al mismo tiempo que hacemos que los músculos que se encontraban acortados (los de la parte del pectoral) se vayan alargando. Los hombros y la espalda se recolocarán en la postura correcta con comodidad. 

 

Este es un tratamiento súper sencillo y os aseguramos que muy eficaz, eso sí, hay que ir con calma y dejar que, poco a poco, el cuerpo se acostumbre a esta nueva postura. Puedes probarlo en tu propio cuerpo para comprobar el efecto. ¿A que no te vendría mal?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

× ¿Cómo puedo ayudarte?